background

Silicio

No está dentro de los considerados elementos esenciales en las plantas, siendo en cambio reconocido su efecto beneficioso sobre las mismas.

El Si es el segundo elemento más abundante en la corteza terrestre, encontrándose en su inmensa mayoría en forma de ácido polisilícico, no asimilable por la planta. El silicio es captado por las raíces en su forma soluble como ácido silícico Si(OH)4, acumulándose en las plantas en forma de sílice SiO2.

La silificación varía entre órganos, estadios fenológicos y espacialmente, según su abundancia en el suelo. En los últimos años, el interés sobre la sílice ha cobrado gran relevancia ya que se ha constatado:

  • Su función protectora contra insectos y hongos patógenos,
  • Su contribución en la morfo-estructura de distintos tejidos vegetales,
  • Su estímulo en mecanismos de resistencia frente a enfermedades y detoxificación de metales,
  • Y un aumento de la tolerancia frente a estreses bióticos y abióticos (tolerancia a la sequía, retraso a la defoliación de algunos cultivos por falta de riego).

Está demostrada la eficacia que en la pared celular próxima a la cutícula de la superficie foliar realiza en forma de óxido hidratado (SiO2 . nH2O), aumentando la impermeabilidad y la resistencia a la entrada de un ataque fúngico.

Estos procesos, relacionados con la nutrición mineral, constituyen la principal resistencia estructural de las plantas frente a las plagas y enfermedades en gramíneas y en la endodermis de la raíz.

Compartir
preloader